Header Ads

BDSM: Un mundo distinto dentro de las sexualidades alternativas

Las relaciones sexuales han evolucionado con el pasar de los años y esto conlleva a un sin número de actividades, que cualquiera que nos las practique o no tenga conocimiento de ellas diría que es cosa de “locos”.

esposas bdsm

Este artículo fue escrito totalmente por Loriannys Hernández, experta en sexualidad que anteriormente colaboró en este blog con la entrada Las sensuales capitales del sexo dónde todo era posible y sin límites, ella les ayudará a conocer todo a continuación.

Vamos a salirnos de lo convencional y conoceremos un poco sobre las sexualidades alternativas (…)

Lo sepamos o no, muchas personas expresan su sexualidad de diferentes maneras, practican sadomasoquismo, intercambio de parejas, tríos, orgías, vouyerismo, también practican actos que para la sociedad aún es tabú,  suele considerarse no convencionales, aventuras sexuales y pornografía... 

El BDSM es una subcultura que engloba actividades y fantasías eróticas, fuera de lo que ya conocemos como el sexo tradicional. Esta es una sigla que describe claramente sus prácticas.
El término BDSM hace referencia a BD (Bondage y Dominación) y SM (Sadomasoquismo), y a la vez contempla los términos de Dominación y Sumisión… en algunas ocasiones utilizan expresiones como sadomasoquismo, para referirse a esta subcultura, pero es un término erróneo; ya que, son palabras creadas por la psiquiatría para conceptualizar enfermedades mentales. Las prácticas BDSM contrariamente a lo que muchos creen, no se basa en infligir o provocar dolor, entre sus practicantes se busca el placer en lo eróticamente rico y complejo.

El BDSM tiene pocos años de vida, apareció por primera vez en Abril de 1991 a través de un foro de noticias por Internet denominado alt.sex como la yuxtaposición de dos abreviaturas contrapuestas, BD (Bondage y dominación) y SD (Sadomasoquismo), su fin era distinguir el sadomasoquismo de otras aficiones. 

¿Sabes cuándo comenzó?


El movimiento BDSM comienza cuando diversas asociaciones de activistas homosexuales sadomasoquistas de Estados Unidos e Inglaterra tratan de crear unos mismos espacios culturales para actividades bien distintas como la Dominación, el Bondage, el Fetichismo o el Sadomasoquismo, a principios de los 80's este movimiento comienza a englobar también a  la cultura heterosexual y lésbica, a partir de 1992 se unen homosexuales de ambos sexos, bisexuales, cristianos practicantes y militantes, agnósticos y personas relacionadas con otras religiones o misticismos.  

Coral Herrera, experta en sexualidades alternativas, manifiesta que la comunidad internacional vinculada al BDSM viene poniendo especial énfasis en que las prácticas sean SSC, es decir Safe, Sane and Consensual (seguro, sensato y consensuado), término acuñado en 1983 por David Stein Su ideólogo lo definió del siguiente modo:

latigo amo bdsm

Las relaciones BDSM deben seguir un modo seguro, sensato y consensuado respecto a sus prácticas:
  1. Seguras, en cuanto al conocimiento necesario sobre su desarrollo y sobre el material usado, así como sobre la prevención de riesgos.
  2. Sensatas, en cuanto a la capacidad razonable de decisión por parte de los actores, no alterada por drogas o bebidas y acorde con la experiencia de cada participante, sabiendo diferenciar fantasía y realidad.
  3. Consensuadas, en cuanto a que los participantes estén de acuerdo sobre la forma e intensidad con la que se realicen, e igualmente que dicho acuerdo pueda rescindirse en cualquier momento.
Lo más impresionante de estas prácticas es que, están basadas en el respeto mutuo, evidentemente posee un lenguaje propio y unos códigos de seguridad los cuales les permite comunicarse en palabras claves durante el juego.

Lo interesante dentro de este juego:


Para iniciarse en el BDSM se hace un contrato, que debe ser aceptado por la parte sumiso/a donde el amo o dominador expone su propósito fundamental el cual le permitirá a la/él sumiso/a explorar su sensualidad  y sus límites de forma segura, con el debido respeto y miramiento por sus necesidades y su bienestar, tal contrato es consensuado y confidencial y está sujeto a los limites acordados y a los procedimientos de seguridad que son contemplados al momento de firmar.

Luego dan paso a la ceremonia de iniciación… Dhanko, (1960) conocedor y practicante del BDSM, escritor de varios libros como; Manual básico de iniciación en el BDSM y Jugando con nuestra sumisa, expone que cada sumisa/o es un mundo y por lo cual cada una/o es diferente, por lo tanto no se puede detallar con exactitud como será una sesión de iniciación, por lo que antes de adentrarse en la sesión hay que preparar, interrogar e investigar a la parte sumisa/o y avisar de que aquello que posiblemente ha visto por internet o en películas no siempre es real, y que para saber si algo excita o no hay que probarlo, y que no es lo mismo ver que sentir.

Cada práctica tiene un significado mucho más profundo de lo que a priori podría parecer.
El castigo de un Dominante a su sumiso no termina ahí, este acto conlleva un acto erótico y pone en manifiesto la entrega de una persona a otra, y la aceptación de la responsabilidad, del cuidado y protección de la parte Dominante hacia la sumisa.

Más allá de la gran cantidad de prácticas que abarca el BDSM (y que sería imposible enumerar), estamos hablando de un concepto, una filosofía global donde el placer es el objetivo, pero que requiere de diversos factores tales como consenso, seguridad, confianza… y una vez alcanzado estos, no hay nada que se le asemeje.

Otro punto importante dentro de la comunidad BDSM es la utilización del collar, y esencialmente para los practicantes de D/s, se puede medir en las declaraciones de una mujer sumisa, firmante como cinnamon, que escribe lo siguiente:

collar bdsm


El collar no es un elemento de juego, no es un accesorio que señala el estatus. Es un acuerdo serio, si así lo quieres, entre dos partes envueltas en amor y devoción la una para la otra: el/la sumiso/a debe tomarse su tiempo, porque al colocarse un collar, entrega su corazón, su cuerpo, su mente, su alma, se entrega enteramente a otra persona. Al ofrecer un collar, un Master se compromete a cuidar, proteger y aceptar la sumisión entregada en todas sus formas, apreciando el regalo que recibe, sin abusar nunca de él. Un collar envuelve corazón y alma de ambos, Amo y sumiso/a.

Dhanko, expone que quien realmente tiene el poder durante el juego es la parte sumisa porque son ello/as quienes paran el juego y establecen el límite de sufrimiento y humillación que desean experimentar

Dentro de todo este mundo nos podemos encontrar con muchisímas cosas que a cierto modo paracerían impresionantes, así como hay una variedad de sumisión también hay una variedad de dominantes, que los podríamos describir de la siguiente manera: 

Nos encontramos con el amo; aquel dominante que el sentido de la propiedad lo tiene acentuado, no solo se dedica a mandar sobre su posesión, sino también se preocupa de ella, la cuida, la mima incluso, la embellece, la consolida y la hace avanzar por su propio camino, camino que el recorre a su lado sufriéndose como ella los altibajos en la relación, llevándose las alegrías, y apenándose cuando corresponde.

amo y sumisa bdsm

El dominante macarra; es aquel que basa su Dominación en el aspecto sexual casi íntegramente, no le preocupa para nada su propiedad mas que por el uso que pueda darle, puede explotarla no solo en el terreno sexual, sino en mil y una forma y cuándo esta propiedad deja de serle interesante por no darle los “beneficios” la aparta de su lado.

Su postura ante los demás es de demostrar continuamente lo bien que domina, lo bueno que es y su actitud es siempre un escaparate para posibles propiedades futuras.

El dominante receptor; es aquel que prácticamente no domina, que recibe la entrega de la sumisa. Es un “Amo dócil” ya que cuando la sumisa le viene de cara todo son alegrías y que cuando no le viene no le preocupa, su actitud parece ser distante cuando la propiedad se le entrega y puede llegar a ser rastrera cuando la propiedad se va, intenta por todos los medios que no se vaya incluso rebajándose a niveles imposibles. Suele aprovecharse de la necesidad de entrega de la propiedad para desarrollar su labor. 

La sumisión abarca un poco más en cuanto al tema; pues hay difrenres tipos, entre ellos nos podemos encontrar con, la sumisión sexual, la sumisión absoluta, la sumisión 24/7, la sumisión mental, la sumisión masoquista, la sumisión de humillación y la sumisión virtual.
El colectivo BDSM se ha esforzado a lo largo de estas últimas décadas por proyectar una imagen más positiva y menos estereotipada de su estilo de vida, debido fundamentalmente a la imagen peyorativa que se tiene del movimiento sadomasoquista. Han tenido problemas con la legalidad según los estados; actualmente se les considera raros o locos pero no peligrosos. 

collar bdsm


Las organizaciones BDSM, tanto heteros, homos como pansexuales, han desarrollado y desarrollan un amplio espectro de actividades: informativas, formativas, defensa legal, promoción de eventos, talleres, investigación, etc. Son especialmente activas y reputadas en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Suiza, Austria, y Escandinavia. En esos países, sus estructuras son profundamente democráticas. Pese a la jerarquización de roles en sus prácticas privadas, y con una sobreentendida tolerancia interna y externa, derivada del concepto unificador del consenso. No ocurre lo mismo en el área hispanohablante, donde no suelen existir organizaciones inscritas y registradas como tales, una situación que se extiende también a las zonas latinas y mediterráneas, salvo excepciones. 

Según un estudio publicado LiveScience, las personas que disfrutan de relaciones sexuales BDSM son más sanas psicológicamente. ¿Qué te parece?

El estudio fue publicado por el Journal of Sexual Medicine en mayo de  2016. Para hacerlo se encuestaron a 902 personas que mantienen prácticas BDSM y a 434 “vainillas” (término utilizado para las personas que no les gusta este tipo de prácticas).

hombre y mujer bdsm

Andreas Wismeijer, psicólogo de la Universidad  de Nyenrode Business en los Países Bajos y director del estudio, aseguró esto se debe a que estas personas están más conscientes de su entorno y tienen mejores habilidades de comunicación sobre sus deseos sexuales.

Aunque este estudio no necesariamente representa el grueso de la población (ya que los sujetos investigados fueron participantes voluntarios) sí apoya la idea que tienen muchos médicos de quitar las prácticas BDSM del catálogo de desórdenes mentales.

Actualmente, los fetiches BDSM están catalogados como parafilias, es decir, preferencias sexuales inusuales en los seres humanos, y son “tratadas” por médicos especialistas. Hay un movimiento en Europa que busca quitar las preferencias sexuales diferentes de esta lista.

Lo más increíble es que todo este mundo pertenece a la parte no visible de la sociedad; tu jefa o tu vecino pueden ser amos/esclavos y tú no darte ni cuenta. Pese a la variedad de prácticas BDSM, sus seguidores y seguidoras comparten una cierta estética y un elemento común: el consenso y la tolerancia adulta, bajo el lema: “Tu gusto no es el mío, pero me gusta que lo puedas practicar”. 

Algunas prácticas del BDSM:

  • Adoración del amo, con boca y lengua.
  • Adornos corporales.
  • Agujas.
  • Anillado, piercing.
  • Ataduras, bondage, inmovilización.
  • Azotes, azotinas, zurras, tundas, flagelación, spanking.
  • Ballgag.
  • Blow job.
  • Cock ball torture.
  • Castigos.
  • Cera caliente.
  • Cinturón de castidad.
  • Collares.
  • Dog training.
  • Enemas.
  • Fistfucking.
  • Pinzas.
  • Humillación.
  • Suspensión.

Tipos de sesiones: 

  • BDSM Sensuality.
  • Humillación fisíca y mental.
  • Internamiento.
  • Interpretación de personajes.
  • Masoquista.
  • Negación del orgasmo.
  • Secuestro y violación.
  • Sesiones con Amo  Domina.
  • Sesiones para parejas sumisas.
  • Sesión de iniciación a la sumisión.

“Lo romántico es político, ningún amor es ilegal… otras formas de quererse son posibles”. 
Coral Herrera. 

Referencias bibliógraficas:


Coral Herrera, Sexualidades alternativas BDSM - http://haikita.blogspot.com/2010/08/sexualidades-alternativas-el-bdsm.html


Juegos BDSM - http://juegosbdsm.com/





Escrito por Loriannys Hernández, Periodista experta en curiosidades sobre sexualidad.

Escrito por

Jesus David Oca es venezolano estudiante de comunicacion social, amante de las bellezas de su pais y aficionados de la música, curiosidades, y la cultura del mundo

Escribe un comentario

No hay comentarios.

Comparte

Con tecnología de Blogger.