Header Ads

Las prótesis dentales hechas dientes con soldados muertos en la batalla de Waterloo que los ricos europeos querían

¿Te imaginas quedar sin dientes y tener que usar una prótesis fabricada con dientes de soldados muertos? Esa era la realidad de los ricos europeos que pagaban grandes cantidades de dinero por obtener los conocidos dientes de Waterloo.


dientes waterloo

La batalla de Waterloo (1815) fue un combate entre los ejércitos de Napoleón Bonaparte y la unión de Prusia, Inglaterra y Holanda que dio como resultado más de 50 000  muertes y el nacimiento del comercio de dentaduras de soldados, para crear prótesis a los ricos que tenían problemas por el desaseo bucal.


Las primeras prótesis de las que se tiene registro fueron creadas por los fenicios en el año 3000 a.C. fabricadas a partir de oro blando y alambres de oro y los etruscos que creaban puentes complejos con bandas de oro y dientes de animales.

El portafolios digital Introducción a la Odontología realizado por la Facultad de Odontología de la Universidad San Sebastián de Osorno, Argentina, describe como los mayas crearon dentaduras a partir de piedras preciosas como la hematita, jade, cuarzo, y otras más sin ser precisamente expertos en ello, pero les llamaban artesanos y se cree que posiblemente fuesen mujeres en su mayoría.


Posteriormente se crearon dentaduras en una base de madera a la cual se le incrustaban dientes de robados de algunas tumbas mezclados con dientes de animales. No era algo muy cómodo y quizá hacia más daño que la ayuda que proporcionaba, por los que los materiales tuvieron que ser remplazados.

La madera y el marfil pasaron a ser los preferidos de los ricos por la durabilidad y "comodidad" se conocen en la práctica odontológica desde el año 65 a.C. el marfil era tomado de elefantes, morsas o hipopótamos, tallaban las bases y unían dientes con alambres.

Luego de que 50 mil soldados resultaran muertos, el comercio dental aumentó y los dientes de Waterloo eran los mas solicitados, por ser auténticos y los odontologos pagaban mejor evitaban éstos y evitaban utilizar dientes de animales.


Por cierto no habían odontólogos específicos, sino que desde peluqueros hasta joyeros europeos eran los encargados de fabricar las dentaduras con el poco conocimiento que tenían, sumado a la poca salubridad pero con ansias de mucho dinero, según relata BBC.

Pero lo interesante es que antes de la batalla de Waterloo ya existían personas que comerciaban con los dientes y hasta colocaban anuncios solicitándolos para que los ricos pudiesen usarlos, y quizá no les durarían mucho, porque al ser dientes auténticos podían dañarse rápidamente si les daban mal uso.

anuncio solicitando dientes humanos
Anuncio solicitando dientes humanos en 1792

El mundo pareció ver la luz cuando el orfebre Claudius Ash diseñó dientes hechos de porcelana montada sobre placas de oro con resortes de oro y eslabones giratorios que estéticamente, funcionalmente e higiénicamente eran mejores.
Dientes hechos por Claudius Ash

Ash se convirtió en el primer fabricante de dentaduras y equipos dentales y rápidamente dominó el mercado europeo, luego se convirtió en una empresa dental internacional y obtuvo diferentes alianzas hasta llegar a ser la actual Plantdent Limited.
Luego de los avances de Ash los hermanos Charles y Nelson Goodyear remplazaron el marfil por la vulcanita que luego fue sustituida por materiales acrílicos y la utilización de dientes de animales y personas muertas quedó olvidada.



Enhorabuena las prácticas insalubres quedaron atrás y hoy podemos asistir a verdaderos odontólogos que podemos confiarles nuestra dentadura y harán un óptimo trabajo y duradero.

¿Te gustan las curiosidades? Entonces no te pierdas ninguna y Dale Me gusta a mi Fan Page en Facebook para que las puedas recibir al primer momento

Escrito por

Jesus David Oca es venezolano estudiante de comunicacion social, amante de las bellezas de su pais y aficionados de la música, curiosidades, y la cultura del mundo

Escribe un comentario

No hay comentarios.

Comparte

Con tecnología de Blogger.