Header Ads

Marico el que lo lea: la frase que el volcán sepultó en Pompeya

Marico el que lo lea, fue y sigue siendo una frase muy popular, que se convirtió en una especie de "broma" de las redes sociales. Dependiendo del país la frase puede comenzar por puto, tonto, joto y muchos más; pero quienes la usan lo hacen sin saber que es más antigua de lo que piensan.



Puede parecer gracioso y quizá a algunos no les parezca tanto, pero si hay un lugar que puede marcar el origen de la frase, ese es Pompeya, la ciudad de la antigua Roma, o mejor conocida como la primera capital del sexo, donde marcaban graffitis con contenido sexual y entre ellos se encontró uno que decía "Et quiscripti felat" o el popular "Marico el que lo lea" de la actualidad.

Pompeya fue una ciudad que quedó sepultada por la erupción del volcán Mons Vesuvius en el 79 D.C y dónde la prostitución no era ejercida solo por mujeres sino por hombres que mantenían relaciones con mujeres, pero mayormente con otros hombres, y en la creencia romana se les consideraba como mujeres también.


Desde 2007 un grupo de historiadores y arqueólogos españoles con la participación de la Universidad Complutense de Madrid y la Escuela Española de Arqueología de Roma, bajo la dirección de José María Luzón, han estudiado partes de la antigua Pompeya y consiguieron muchos grabados con caracteres sexuales, incluso en casas de personalidades respetables.

Uno de los graffitis más populares es el que reza "Secundus felator rarus" lo que traduce como: "Secundus es un chupador poco frecuente". Esa inscripción fue encontrada en el dintel de la casa 28 de la ínsula VII-6 y se piensa que pudo ser una promoción o quizá lo hicieron por maldad al dueño de la casa.

Pero el graffiti que se mantiene en la popularidad es el que tenía escrito: "Et quiscripti felat" y lo que traduce es: "El que escribió la chupa", ¡Que sorpresa! Actualmente la frase parece jugarle una broma al que lo lee, pero en la antigüedad el perjudicado era el que lo escribía.

Probablemente pudo ser un método de promoción sexual del que lo escribió pero se desconoce sobre el motivo para escribir la frase como un graffiti. Lo que queda claro es que en la actualidad se ha mantenido y muchos publican la frase sin saber su origen.


En Venezuela inventaron la contra de la frase que dice "desmariquiao el que lo lea", pero no en todos los lugares se escribe la palabra 'marico', que por cierto es una palabra que hace alusión a las marionetas o títeres y también refiere los hombres a los que se llamaban María en España, que es el lugar donde la frase es más 'sana' y se escribe "tonto el que lo lea"

La próxima vez que pienses en publicar la frase o que la leas de alguna persona, recuerda que el que lo escribió es quien recibe el daño, y doblemente, por haberlo leído primero y porque el "Et quiscripti felat" lo condena desde la antigüedad.

¿Conoces otra frase popular que reciba mal uso? Escríbela en los comentarios y recuerda que tonto el que no lo comparta

Escrito por

Jesus David Oca es venezolano estudiante de comunicacion social, amante de las bellezas de su pais y aficionados de la música, curiosidades, y la cultura del mundo

Escribe un comentario

No hay comentarios.

Comparte

Con tecnología de Blogger.